Posteado por: Pedro | 08/09/2010

Benicarló recupera ahora los restos íberos hallados hace 30 años en el Puig

Los trabajos de restauración ya han comenzado en los laboratorios. Los trabajos de restauración ya han comenzado en los laboratorios.  Lluïsa garcia

El Ayuntamiento de Benicarló ha comenzado la restauración y catalogación de los restos arqueológicos procedentes del poblado íbero del Puig de la Nao hallados entre los años 70 y 80.
Un programa de fomento del empleo auspiciado por el Servef ha permitido sacar adelante este proyecto que subvenciona la Conselleria de Economía y que permitirá restaurar los hallazgos del poblado íbero recuperado por los arqueólogos.
Las piezas, de diferente tipología, tienen un importante valor histórico. Las primeras en ser catalogadas son las cerámicas, en las que los expertos trabajan en Benicarló durante este mes de septiembre para recuperar las formas geométricas que decoran las urnas fúnebres.
El catálogo también incluirá las fíbulas (hebillas que servían de imperdible para la ropa), un casco romano procedente del yacimiento submarino de las Rocas de la Barbada, una hoja de cuchillo, así como clavos y herramientas de bronce.
Para todo ello, tanto durante la primera fase de restauración de los elementos, como en la catalogación, los expertos asumen las pautas de la arqueología actual. Es decir, el objetivo pasa por conservar cualquier vestigio material capaz de ofrecer datos históricos relevantes para los estudioso. Mientras, los técnicos deben respetar la pieza original, intervenir lo menos posible y diferenciar la parte original de la reconstruida en la actualidad.
Este proceso estará supervisado por un técnico especialista en restauración contratado por el Ayuntamiento de Benicarló durante tres meses a través del Servef. No en vano, esta entidad ha impulsado el proyecto previsto por el consistorio para conservar, restaurados, los restos arqueológicos hallados hace más de 30 años en el término municipal. La iniciativa también comprende la documentación de los hallazgos de uno de los patrimonios históricos y culturales más significativos de Benicarló para que el legado no se pierda.
Cabe recordar que el poblado íbero del Puig de la Nao está abierto al público los miércoles, viernes y sábados y es de fácil acceso. Entre los restos que los arqueólogos sacaron a la luz destaca: el palacio del jerarca, la casa del horno y la panadería, un edificio para el culto, la bodega del vino de Ibiza, la plaza de Armas, la muralla y lo que en su día fueron unos almacenes de alimentos.

Fuente: Levante-EMV

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: