Posteado por: Pedro | 29/04/2011

El Monte do Castro sigue “abierto por obras”

Operarios y técnicos extraen tierra y piedras.  // Iñaki Abella

Operarios y técnicos extraen tierra y piedras. // Iñaki Abella

Una decena de personas participó ayer en una visita guiada a las excavaciones del Monte do Castro. Pudieron ver no solo el yacimiento en si –una aldea de la Edad de Hierro en la que se calcula que vivieron unas 300 personas– sino que también aprendieron algo más sobre las formas de vida y los utensilios que se empleaban en el día a día durante la etapa final de la Prehistoria. Pero además vieron trabajar en directo a los arqueólogos. Conocieron el funcionamiento de los aparatos de topografía y hasta supieron cómo se toman fotos aéreas desde un “globo-cometa?.

A.MARTÍNEZ – RIBADUMIA El Monte do Castro es un lugar con unas vistas privilegiadas, situado entre Leiro y Besomaño, en Ribadumia. En sus entrañas escondió durante siglos los restos de una antigua aldea de la Edad del Hierro, que la Diputación de Pontevedra y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) están devolviendo a la luz desde el mes de marzo.
En este tipo de obras lo habitual es que mientras se realizan el público no pueda pasar a ver el yacimiento. Sin embargo, en esta ocasión es distinto. Diputación y CSIC organizaron ya dos visitas guiadas al castro –en la de ayer participaron una decena de personas– y no serán las últimas. Quieren que tanto la población local como los aficionados y expertos tengan la oportunidad de ver en directo el trabajo los arqueólogos y puedan conocer el Monte do Castro mientras se está excavando.
Por ello, los colegios, las asociaciones y los grupos de particulares que deseen organizar su propia visita guiada al castro no tienen más que llamar al teléfono 600 94 01 33, y se les concederá una cita gratuita durante una mañana del mes de mayo. Es la filosofía del “abierto por obras”.
Se cree que el castro de Ribadumia alcanzó su esplendor entre los siglos II antes de Cristo y el primero de la era actual, y que pudieron llegar a vivir en su seno hasta 300 personas. En las excavacaciones han aparecido desde un broche de bronce hasta ánforas procedentes de la costa de Cádiz y unos 6.000 fragmentos de cerámica, algunos de ellos posiblemente llegados desde el sur de la península Ibérica o el norte de África.
En lo que respecta a las edificaciones, se han sacado a la luz seis cabañas y restos que posiblemente pertenecieron a un gran almacén y a un taller metalúrgico, aunque existen muchas más estructuras de piedra ocultas bajo la tierra. La excavación la están realizando unas 20 personas del CSIC y de la Diputación con cargo a los fondos europeos del proyecto Pousadas do Salnés. El mes de mayo lo dedicarán a consolidar los muros.
Por otra parte, los trabajadores han vuelto a sufrir un robo. En las últimas horas los ladrones forzaron el candado de la caseta de obras y se hicieron con una máquina hormigonera y con una cizalla, que es una especie de tijera para cortar metales. Los responsables de la excavación ya sufrieron un robo hace aproximadamente veinte días. En aquella ocasión les llevaron una carpa de más de 140 metros cuadrados, un compresor y algo de material.

Fuente: El Faro de Vigo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: