Posteado por: Pedro | 23/07/2011

Bienvenidos a Santorcaz, la capital carpetana de la región

Jornada de puertas abiertas este sábado en el valioso yacimiento prerromano de Santorcaz, tutelado por el Arqueológico.
Pasear por una población de hace 2.200 años es uno de los planes al alcance de los alcalaínos y los vecinos de la comarca. La Comunidad de Madrid está llevando a cabo la décima campaña de excavaciones en el yacimiento carpetano de El Llano de la Horca, ubicaado en la vecina localidad de Santorcaz y que el Gobierno regional declaró Bien de Interés Cultural en la categoría de Zona Arqueológica el pasado 2 de junio.

Se trata del mayor yacimiento de España de los últimos pobladores carpetanos que habitaron la península (s. III-I a.C) y hoy celebrará una jornada de puertas abiertas entre las 12.00 y las 13.30 horas para que todos los que lo deseen puedan conocer sus tesoros y los trabajos de excavación que lleva a cabo allí un equipo de 25 arqueólogos  regionales, bajo la tutela del Museo Arqueológico Regional de Alcalá.

El viceconsejero de Cultura y Deporte, Javier Hernández, acompañado por la directora general de Patrimonio Histórico, Laura de Rivera, y por el director del Museo alcalaíno, Enrique Baquedano, visitó la pasada semana los trabajos. La actual campaña de excavaciones se desarrolla hasta el 29 de julio y está dirigida, además de por Baquedano, por Gabriela Märtens y Miguel Contreras, arqueólogos del Museo Arqueológico de Alcalá, y Gonzalo Ruiz Zapatero, catedrático de Prehistoria dela Universidad Complutense de Madrid.

El paraje torcato del Llano de la Horca, en la llamada Alcarria de Alcalá, es un yacimiento arqueológico cuya ocupación más importante se produjo en época carpetana , momento en el que se ha documentado un gran poblado cuya estructura urbana va descubriéndose de manera paulatina. Desde hace diez años es excavado por el Museo Arqueológico Regional, con el respaldo y la financiación de la Comunidad de Madrid y el 1% cultural del Ministerio de Fomento.

Las excavaciones realizadas en El Llano de la Horca hasta el momento han permitido establecer una primera y remota ocupación del cerro en la Edad del Bronce. Sin embargo, la principal fase de presencia humana y urbana se extiende, entre el siglo III a.C. y mediados del s. I a.C., según ponen de relieve un buen número de dataciones de radiocarbono, además de otros datos de excavación.

Las investigaciones han puesto de manifiesto, según la información facilitada por la Comunidad de Madrid, que el poblado carpetano se extiende por toda la superficie del Cerro, ocupando en torno a 8,5 hectáreas. Se  han descubierto varias viviendas y varias calles de una anchura aproximada de 5 metros. Son, la mayoría, casas rectangulares con varias estancias interiores, mientras que otras presentan una planta cuadrangular y son de mayor extensión.


Las formas del caserío
La entrada a la vivienda se realizaba desde la calle a través de un pequeño porche y se accedía a un vestíbulo en el que se realizaban distintas actividades domésticas e industriales. La habitación central, de planta cuadrada, estaba presidida por un hogar central y un muro separaba un pequeño espacio lateral de forma rectangular que debió de servir para preparar  alimentos. Finalmente, al fondo se disponía una estancia trasera, de las mismas dimensiones y disposición que el vestíbulo de entrada, empleada como almacén.

Los materiales arqueológicos que se han encontrado son muy numerosos. El mayor porcentaje corresponde a las producciones cerámicas prerromanas y tipos ibéricos, en ocasiones decorados con pinturas. Entre los hallazgos metálicos sobresale una magnífica placa de bronce con ornamentación zoomorfa, varias fíbulas también de bronce y una colección de monedas constituida por varios ases de bronce y algunos denarios de plata. A este catálogo de piezas hay que añadir diversos útiles de hueso y piedra y algunas cuentas de pasta vítrea.

Estos hallazgos han permitido desterrar la idea preconcebida de que los carpetanos eran un pueblo tosco y atrasado. Estos conformaban una de las etnias peninsulares que hallaron cartagineses y romanos en susrespectivas conquistas y que se extendían por los territorios que en la actualidad ocupa la casi totalidad de la región madrileña y parte de los territorios de Castilla-La Mancha. Los carpetanos aparecen en las fuentes históricas como aliados de los cartagineses en la campaña de Aníbal y asociados con otros pueblos indígenas contra Roma.

Los investigadores confían en seguir encontrado más vestigios que abunden en la línea del redescubrimiento de la cultura carpetana. En este sentido, El Llano de la Horca es el asentamiento mejor investigado y conservado de la Comunidad de Madrid habitado por una población carpetana.

Fuente: Diario de Alcalá


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: