Posteado por: Pedro | 18/08/2011

Los investigadores de la USC duplican la zona a excavar de Cova Eirós

Algunos de los investigadores, en Cova Eirós (Foto: Porto)

Algunos de los investigadores, en Cova Eirós (Foto: Porto)

El grupo de arqueólogos de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) iniciaron una nueva campaña de excavaciones en Cova Eirós, en el núcleo de Cancelo (Triacastela), que se prolongará hasta el próximo mes de septiembre. Los estudiosos duplicaron en la primera semana de trabajos la zona a excavar, llegando hasta los 21 metros cuadrados.

Ésta es la cuarta campaña llevada a cabo en el yacimiento por este grupo de arqueólogos. Los trabajos arrancaron hace una semana, periodo en el que los diez estudiosos que trabajan en la cueva hallaron un centenar de pequeños restos de fauna y herramientas de cuarzo, similares a los encontrados en anteriores campañas, explicó el arqueólogo Xosé Pedro Rodríguez. Algunos de los huesos hallados se encontraban quemados.

Estas piezas fueron localizadas en los niveles superiores, del Paleolítico Superior, es decir, los que tienen una antigüedad de entre 17.000 y 30.000 años.

Los investigadores esperan también encontrar materiales en los niveles inferiores, del Paleolítico Medio y que están datados entre los 84.000 y 118.000 años.

Vacío

Según explicó Rodríguez, también buscan una explicación a que exista un vacío de 50.000 años, pues no se encuentran restos que tengan entre 30.000 y 84.000 años. «En todo el Cantábrico se da este fenómeno, de este vacío de restos. Esto se debe a que sería erosionado, a lo mejor por causas climatológicas, y los restos más recientes se posaron sobre los más antiguas, del Paleolítico Medio. Aquí tenemos que contar con el apoyo de geólogos para poder interpretar este vacío», señaló el arqueólogo.

Al ampliar la zona a excavar el equipo halló restos de animales y cerámica de época moderna, por lo que tuvo que sacarlos para llegar al nivel del Paleolítico. Estas piezas modernas estaban mezcladas con elementos de los niveles superiores, aunque parece que los más antiguos no se vieron afectados.

«Al aumentar el espacio excavado, de 11 a 21 metros cuadrados debemos igualar toda la superficie, regularizar la situación de excavación. Esperamos encontrar buen material. Es un yacimiento suficientemente interesante para excavar más superficie», indicó Rodríguez.

Otro grupo de investigadores se encuentra en el colegio de Triacastela, donde lava las piezas para investigarlas y estudia la tierra retirada de la cueva porque pueden existir restos de microfauna, apuntó Rodríguez, quien agradeció el interés y la colaboración económica del Ayuntamiento.

Fuente: El Progreso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: