Posteado por: Pedro | 20/09/2011

Las excavaciones en el yacimiento celtíbero de Segeda descubren un medidor astronómico único en Europa

Un medidor astronómico formado por dos bloques de adobe unidos en un ángulo de 120 grados. Este descubrimiento es lo que ha convertido al Santuario de Segeda en una construcción única en Europa.

Este domingo se celebran en el lugar unas jornadas de puertas abiertas, en las que los visitantes podrán conocer la zona del santuario, que es sobre la que se está trabajando actualmente, así como la precisión de este medidor astronómico a pesar del paso de los años.

El catedrático de Prehistoria en la UZ y director del proyecto de Segeda, Francisco Burillo, ha explicado a ARAGÓN PRESS que, el diseño de este aparato para controlar los cambios de estación por parte de los celtíberos, puede tener influencias helenísticas del Mediterráneo, aunque todavía no hay constancia arqueológica de nada igual.

Tras destacar la precisión con la que todavía hoy en día este ángulo de 120 grados marca la posición del sol y la luna, Burillo ha recomendado visitar el domingo estas excavaciones: “Es bonito acudir y observar el ciclo agrario, porque cuando es el equinoccio de primavera, tenemos todos los almendros en flor, cuando ha sido el solsticio de verano, es el momento de coger las cerezas, y ahora se podrá ver cómo se están recogiendo las almendras o la uva, que ya está madura”.

La sociedad celtíbera de Segeda se desarrolló hace 2200 años. Era una sociedad campesina y, “aunque la religión y el dios Sol tenían mucho peso en su vida cotidiana”, este marcador astronómico les era fundamental porque vivían de la agricultura y les avisaba de los cambios de estación.

La ubicación de su santuario, en el que se encuentra este medidor, está a extramuros de la ciudad celtíbera y medía 420 metros cuadrados de extensión. Sus muros tienen cuatro metros de anchura, pero no llegan a los dos de altura. En estas dimensiones, según ha insistido Burillo, es donde recae su “espectacularidad”.

Por otro lado, al comienzo de los trabajos arqueológicos se comprobó que la orientación del templo y de cada uno de sus muros también se había establecido según los movimientos solares y lunares, “lo que vuelve a demostrar la importancia que para esta sociedad campesina tenían los cambios de estación”.

El profesor de Prehistoria en la UZ ha destacado que no se ha encontrado ningún objeto de la vida cotidiana celtíbera: “Apenas algunos fragmentos de cerámica que, si bien no son objetos musealizables, sí que son importantísimos para datar el santuario”. Lo que sí que apareció fue un enterramiento del siglo V d.C. sobre los adobes caídos y las ruinas ahora descubiertas de Segeda.

Las excavaciones y los trabajos arqueológicos en el yacimiento celtíbero de Segeda comenzaron en 1998 y, trece años después, todavía no hay una fecha aproximada para concluirlos.

Fuente: Aragón Digital

 

La espectacularidad del santuario recae en sus dimensiones horizontales
La espectacularidad del santuario recae en sus dimensiones horizontales

 


Responses

  1. Cuánto queda aún por descubrir en la Península Ibérica.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: