Posteado por: Pedro | 07/10/2011

Erdogan rescata en avión a medio ‘Hércules cansado’

[foto de la noticia]

Cuando el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, volvió de Nueva York el domingo, concluido su discurso ante Naciones Unidas, no era el único VIP a bordo del avión oficial. Junto a su equipo había un silencioso y muy importante pasajero: nada menos que Hércules en persona, el mítico semidios griego. O un cuarto de dios, porque en realidad sólo había medio Hércules. La parte de arriba, para ser exactos, de la cabeza hasta los pectorales, tallada en mármol hace 1.800 años. La segunda mitad, del ombligo a los pies, le esperaba en un museo de Antalya, en el sur de Turquía.

Las dos mitades del héroe, conocido como ‘Hércules cansado’, por la manera de apoyarse en su maza, habían estado separados durante más de 30 años.

Probablemete desde algo antes de que la arqueóloga turca Jale Inan excavara la parte inferior en 1980 durante unos trabajos en Perge, una metrópoli romana helenística cerca del actual Antalya. Convencida de que el torso tenía que existir, fue rastreando sus huellas durante una década. En 1990 dio con la pieza: se hallaba en el Museo de Bellas Artes de Boston, en Estados Unidos.

Las autoridades del museo aseguraron haber adquirido la pieza de forma legal, aunque no supieron precisar dónde había sido excavada. Jale Inan murió en 2001, sin haber visto el desenlace del proceso judicial que Turquía llevaba a cabo contra el museo. El hecho de que la parte inferior, desenterrada en Perge y expuesta en Antalya, coincidera perfectamente con la superior, permitió concluir que el torso había sido excavado y sacado de Turquía de forma clandestina.

El Museo de Boston prefirió llegar a un acuerdo y el sábado envió la pieza, valorada en un millón de euros, a Nueva York, donde Erdogan la hizo subir en su avión.

En busca de más piezas

Es un episodio más en una larga campaña de Ankara para recuperar obras históricas diseminadas por el mundo: sólo en 2011 volvieron a Turquía 2.000 piezas. El 27 de julio pasado regresó, tras una larga batalla diplomática, una esfinge hitita, una de las piezas estrella del Museo Pergamon de Berlín. La escultura había sido excavada en 1915 en la ciudad histórica de Hattusa, en Anatolia, y junto a una pieza gemela, fue llevada a Alemania para su restauración. Una de las esfinges volvió en 1924, pero la otra se quedó, en virtud de un supuesto acuerdo que Ankara nunca reconoció. Este verano, Turquía se apuntó la victoria, tras amenazar con la anulación de los permisos de excavación para los arqueólogos alemanes en Turquía.

Hay más frentes abiertos: Ankara pide a Francia que devuelva piezas de una cerámica otomana, conocida como Azulejos de Iznik, sacada de Turquía en 1883 con motivo de una restauración y ahora expuesta en el Louvre. Y el Museo Victoria y Alberto de Londres alberga una cabeza de mármol que el cónsul británico en Turquía y arqueólogo Charles Wilson desgajó en 1882 del sarcófago de Sidamara, que estaba excavando. El sarcófago está hoy en un museo de Estambul; la cabecita, en Londres.

Las negociaciones siguen y el Museo reconoce que “considera seriamente” la solicitud turca de devolver la cabeza. Boston no se arrepentirá de haber cedido: Hércules, por muy cansado que esté, ya ha prometido volver a América en 2012 para una larga visita. Pero esta vez entero.

Fuente: El Mundo


Responses

  1. Que conserven todo lo que tienen, que precisamente no siempre está muy bien conservado…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: